Rafting por el río Magdalena


¿Alguna pregunta? nos dice el instructor, ¿puedo volverme al hotel? le contesto yo. Estoy muerta de miedo: una cosa es aceptar, así sin más, la amable invitación de Disfruta San Agustín de hacer rafting por el Magdalena y otra bien distinta es estar ya a pie de balsa, casco y chalecos colocados, oyendo el rugir de este río, uno de los más grandes de Colombia. Ay dios mío, ¿quién me manda a mí meterme en estos líos?; lo malo es que no sé cómo salir de ésta.


Con las piernas temblando y la voz que no me sale del cuerpo salto a la embarcación junto a mi amigo y socio José Luis Pastor, de See Colombia Travel, muy obedientes nos colocamos en los sitios asignados y de repente oigo la frase que termina de matarme: “Este recorrido tiene rápidos clase IV”.


En rafting el mayor nivel es clase VI así que os podéis imaginar de qué va esto: “corrientes rápidas, fuertes y muy irregulares con rocas obstruyendo el camino. En algunas partes la pendiente es muy pronunciada y se requiere resolver maniobras rápidamente y bajo presión”. ¡Mamá, ven a buscarme! Por cierto, se me ha olvidado contar que estamos bajo el puente de San José de Isnos, a unos 5 kilómetros de San Agustín, en el departamento colombiano del Huila.

Pero aquí no acaba la cosa, ya vamos río abajo y me toca memorizar todos los comandos avanzados de seguridad y precauciones: ¡Todos adentro! y hay que colocarse en cuclillas en el piso de la balsa para evitar caernos al agua; ¡Todos arriba!, a seguir remando; ¡Derecha!; ¡Izquierda!; ¡Izquierda delante! Y todo esto sin soltar el remo y evitando romperle un ojo al de al lado.


Al principio el paseo es una delicia, suavecito, controlado, pero ¡horror! llegamos al primer rápido serio: yo veo todos esos remolinos y esa espuma frente a mí y pienso: hasta aquí he llegado. Nos metemos de lleno y a por todas, la adrenalina se me dispara y remo como una loca con todas mis fuerzas siguiendo las instrucciones, la balsa parece una cáscara de nuez entre tanta agua pero salimos victoriosos de esta primera prueba y lo celebramos a grito pelado.


Esto me va gustando, claro, hemos pasado el primer rápido difícil y sigo vivita y coleando. Ya estoy mucho más tranquila así que hasta soy capaz de disfrutar del maravilloso paisaje y, además señoras y señores, estoy haciendo rafting en el mismísimo Magdalena y esto, como dicen en mi país, no es moco de pavo. Más de 10 kilómetros de recorrido, rápidos de varios niveles y hasta bañito en las heladas aguas del río: qué lujo de mañana, menos mal que acepté la invitación, superé mi miedo y decidí embarcarme. Si venís por San Agustín, sabéis nadar y no sufrís del corazón no dejéis de hacer este rafting. ¡Altamente recomendado!


Artículo escrito por Toya Viudes para su blog Colombia de Una

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Disfruta San Agustín

Agencia de Viajes Operadora

RNT 31.281

Cel: (57) 3209673925

 

operaciones@disfrutasanagustin.com 

Calle 5 No. 16-76

San Agustín Huila Colombia SurAmérica

 

© De 2013 a 2021 por Disfruta San Agustín

Todos los derechos reservados

FORMULARIO DE CONTACTO